LICORERA - MINIMARKET

Ubicación: Bogotá - Colombia

Año de realización: 2018

Antecedentes

Uno de nuestros clientes adquirió un local anexo  para ampliar su negocio de supermercado el cual lleva cierta trayectoria y  atrae clientela, pero carece de  imagen y de identidad arquitectónica ya que se fue "organizando" según la necesidad sin conceptos estratégicos que potenciaran aún más las ventas y brindaran una mejor experiencia hacia sus clientes.

El nuevo local, esquinero, ahora sería la nueva carta de presentación del negocio en general.

Se nos contrató para realizar el diseño interior y la ejecución de obra a fin de llevar a cabo completamente el proceso de remodelación del nuevo espacio y a través de este darle presencia e identidad y ser el punto de partida para las intervenciones arquitectónicas futuras del negocio que ya estaba instaurado.

La propuesta

1/18

Al ser un local esquinero se necesitaba ganar más presencia en la calle pero existían ciertas prohibiciones para la modificación de fachada; para lograr que la ampliación del negocio se identificara dentro del contexto se realizó una pequeña intervención de espacio público, mejoramiento de zona verde donde se sembró vegetación, y ampliación de andenes; en fachada se concibieron unos cambios de ventanería, rejas y pintura detalles que parecen simples pero que finalmente cambiaron el aspecto de la construcción.

En su interior se hizo retiro de instalaciones anteriores, demolición completa de enchapes, pisos, muros, anulación de puntos, se realizó una nueva instalación eléctrica y cableados de CCTV, se trazó la iluminación según el producto a destacar, (licores y snacks son los artículos que vendrían a ocupar las estanterías de esta ampliación del negocio) y con la intención de disimular las vigas y columnas existentes se propone revestir completamente el local en tablado de madera, material el cual ambienta de manera cálida el lugar donde se dispone un mobiliario sencillo conformado por estructuras metálicas y  entrepaños.

En el lugar de exhibición de licores se proponen focos técnicos orientables descolgados del cielo raso para dirigir la iluminación puntualmente, realzar las vitrinas y su contenido. En la segunda sección del local donde se organizan los snacks la altura no permitía utilizar un tipo de lámparas similar y para ello se recurrió a un diseño de iluminación con paneles LED delgados y tubería a la vista pintada de color negro la cual se extiende por toda el área y se articula y combina correctamente con el tono de la madera y de los pisos seleccionados.

Como resultado después de la intervención notamos que la clientela expresa el reconocimiento por el cambio positivo no sólo del interior de la edificación sino también de las mejoras del espacio público, nuestro cliente aumentó sus ventas, fidelizó aún más a sus compradores y atrajo otros nuevos y próximamente se remodelará el antiguo local con el propósito de reorganizar y afianzar más la presencia de su negocio en el sector.

Si quieres conocer el proceso constructivo sigue el enlace 

571 316 865 2349

Síguenos en Instagram

  • MAKE.ARQUITECTURA